Adición y Sustracción


1. Adición


Para introducir la adición y otras operaciones básicas es recoendable utilizar problemas de la vida real para que los niños apliquen el aprendizaje al resolver problemas de su cotidianeidad.

Asimismo, es importante evitar imponer en el niño la idea matemática de una operación, por el contrario; se debe considerar la apropiación que hace el niño de las operaciones con conjuntos desde un plano muy concreto, tales como: unión, separación, reagrupamientos, etc.

El sentido de una operación no es sencillo en sí mismo, porque la misma operación corresponde a problemas reales diferentes, para el caso de adición, conviene señalar cuatro tipos que son:external image add.gif

1.a La unión (es importante que el niño realice operaciones con objetos de la misma naturaleza o de distinta naturaleza) Por ejemplo:
En una fiesta hemos comido 40 galletas, 2 queques y 60 chocolates. ¿Cuántos dulces hemos consumido en total?

1.b El complemento
Tenía 12 huevos y he recogido 23 más. ¿Cuántos huevos tengo en total?

1.c El incremento de un grupo o un objeto
Alberto pesaba 21 kg, el siguiente mes aumento de peso en 2 kg. ¿Cuánto pesa ahora?

1.d La reversibilidad de la sustracción
Tenía una canasta con naranjas y se han comido 28. Me han quedado 14 naranjas. ¿Cuántas naranjas tenía?



2. Sustracción

La sustracción al igual que la adicción presenta cuatro sentidos diferentes de problemas, que delimitan la dificultad de los mismos, a continuación son:external image 04GRANDE.gif

2.1 De resto o sobrante: Es importante que el niño realice operaciones con objetos de la misma naturaleza o de distinta naturaleza. Por ejemplo:
Tenía 100 colones y regale 75, ¿cuánto dinero me quedó?

2.2 De diferencia:
En mi aula hay 18 niñas y 14 varones. ¿Cuántas niñas hay más?


2.3 De complemento:
Habían en la cesta 14 mangos verdes y maduros. Si 5 son maduros, ¿cuántos mangos verdes hay?

2.4 De reversibilidad de la adicción:

Marcos leyó ayer hasta la página 25. Hoy llegó a la página 32. ¿Cuántas páginas leyó Marcos?


Las anteriores clasificaciones permiten al docente seleccionar cada situación o problema a partir de la dificultad de resolverlo, teniendo presente que para introducir la adición se debe partir de la unión de dos o más objetos, y avanzar de acuerdo al entendimiento de los niños para aplicar posteriormente problemas más complejos, de igual manera para la sustracción.

Es pertinente señalar que saber una operación es insuficiente si no se ha adquirido el sentido de ésta, no obstante, la adquisición del sentido de la operación también resulta ineficaz si no se aprende a plantear y a calcular la operación correspondiente.



siguiente